Blog de Instituto de Liderazgo

Lunes, 12 Septiembre 2016 15:16

Si quieres ser un buen líder roba como un artista y copia a tus héroes

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Los grandes líderes toman prestado lo mejor de aquellos que admiran, sus héroes, y lo incorporan a su persona. Esto les hace más completos y  mejores

No, no. No es broma. Aunque ahora parezca que está muy de moda el tema, los expertos en comportamiento organizacional usan el término “identidad profesional” para describir todo aquello que  da forma a quienes somos en el trabajo.

Herminia Ibarra (INSEAD) (https://herminiaibarra.com) habla de la necesidad de “Jugar más con nuestra identidad profesional” para poder desarrollarnos y utilizar la autenticidad a nuestro favor. Primero hay que explicar la diferencia entre jugar y trabajar que analizan los expertos

Esto tiene mucho que ver con los modelo mentales con los que afrontamos cualquier actividad. Cuando trabajamos somos serios, marcamos metas y objetivos, hacemos mejoras continuas, monitorizamos los avances, etc.

Cuando jugamos a cualquier cosa, nuestra disposición es la contraria: estamos relajados, sonreímos, a veces nos perdemos y volvemos a encontrar la pista de lo que estamos haciendo, vagamos, damos rienda suelta a ideas que pueden ser no muy racionales o aparentemente disparatadas, no seguimos reglas estrictas, etc. El gran beneficio del modelo mental de juego es que estimula mucho la creatividad. Lo mismo ocurre cuando estamos tratando de desarrollarnos. En “modo juego” podemos flirtear con distintos posibles “yoes” más que evaluar constantemente  si nuestra versión actual ea decuada y puede conseguir los objetivos marcados, intentar conseguir la aprobación de los demás, etc.

Hay 3 maneras en las que el desarrollo de nuestra identidad nos puede liberar de algunso frenos que retrasan  el desarrollo de liderazgo directivo y que desarrollaremos más en otros post (ser excesivamente fiel a uno mismo, coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos lo cual puede mostrar rigidez y tomar decisiones basadas en valores que pueden retrasar nuestro aprendizaje). estas tres acciones son:

1. Roba como un artista. Copia a tus héroes.- Cuando estamos jugando con nuestra identidad, es correcto tomar prestados elementos y temas de muy diferentes fuentes. Como bien saben y dicen los artistas, no hay nada original (Austin Kleon).Los artistas saben que sus productos son el resultado final de muy diferentes influencias. Por ello, A. Kleon afirma que, en la creación, no existe nada original, que somos tan buenos como las personas de las que nos rodeamos y que no esperemos nunca a estar preparados para empezar (así no empiezas nunca) sino que emepcemos ya. Es el acto de hacer cosas el que da forma a nuestra personalidad no el pensar sobre ellas. Por último afirma encarecidamente que copiemos a nuestros héroes, todo lo bueno que tienen, y lo añadamos a nuestra propia personalidad. La clave aquí consiste en copiar sólo aspectos de lo que esa persona hace, no convertirnos en un doble malo de la persona. Son los distintos aspectos de unas y otras personas los que sumamos a nuestra personalidad y van a hacer que seamos brillantes. Además no se trata de robar” únicamente el estilo de alguien, sino sobre todo las ideas que están detrás de ese estilo. Se trata de entender con profundidad cómo piensa y ve el mundo esa persona para llevar a cabo esas acciones.

2. El enfoque de juego nos hace cambiar nuestro modelo mental de un modelo centrado exclusivamente en el rendimiento y consecución a uno orientado hacia el aprendizaje. Una de las principales razones por las que no nos desarrollamos en momentos clave de liderazgo es por el miedo al fracaso y al error. Centrarnos en objetivos de rendimiento nos hace tener un enfoque muy corto de miras, ponernos objetivos muy cercanos y nos obliga a continuar haciendo lo que ya hacemos bien. Lo que ocurre es que cuanto menos aprendamos, menos posibilidades tendremos de progresar. Ya no se trata de defender nuestra identidad de cualquier cambio que sobrevenga, sino que estamos explorando diferentes posibilidades.

3. El objetivo, aunque suene raro, es ser  diferente de un día para otro. Probar cosas nuevas y equivocarnos para así poder iterar, aprender y revisar qué esté funcionando y qué no. Pasamos a un modelo mental en el que no somos rígidos, y no somos falsos, sino que estamos experimentando con diversas posibilidades antes de decidirnos por una nueva dirección.

Contacta con Nosotros

Formulario de Contacto

Enviar un correo electrónico. Todos los campos con un asterisco ('*') son obligatorios.

Detalles de contacto

Llámanos
916 366 101

Office
Dr Ramon Muncharaz, 3, 28231 Las Rozas De Madrid
Email
info@institutodeliderazgo.com

Login

Detalles de contacto

Llámanos
916 366 101

Office
Dr Ramon Muncharaz, 3, 28231 Las Rozas De Madrid
Email
info@institutodeliderazgo.com