Blog de Instituto de Liderazgo

Jueves, 03 Octubre 2019 10:10

Cómo ver de manera diferente

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

¿Cómo es posible que alguien se imaginara Las Vegas, la mayor ciudad del juego de mundo, en pleno desierto de Mojave?

¿Cómo Leonardo podía ver la obra que iba a crear cuando aún era un simple bloque de mármol?

¿Qué vio Leo Fender en 1950 para crear la guitarra eléctrica y revolucionar el mundo de la música?

¿No os han dicho muchas veces? “Tienes que ver las cosas de manera diferente. Tienes que aprender a mirar las cosas con otros ojos”

Vamos a empezar con una afirmación:

Ve diferente quien puede ver diferente.

Los que ven diferente, normalmente, son los expertos.

¿Por qué? Porque tienen unas gafas especiales que les hacen ver cosas que los demás no vemos, sus esquemas mentales. Además estas gafas se enfocan en un tema muy concreto que conocen muy bien y que aprecian desde ángulos diferentes.

Las representaciones mentales de los expertos son la clave para aprender a ver diferente. Son estructuras intelectuales que se aplican a un objeto, una idea o unos datos (por ejemplo la palabra “caballo” implica que cada uno de nosotros nos vamos a hacer una representación mental de un caballo; la “Mona Lisa” implica que cada uno la representaremos mentalmente como la recordamos, con más o menos detalles). Pero los expertos en caballos y en la Mona Lisa, ven cosas que nosotros no vemos. Y las ven tanto en el presente como en el futuro.

¿Por qué los expertos ven diferente?

Los expertos ven diferente porque tienen representaciones mentales muy específicas y desarrolladas para sus ámbitos de especialización. Esto quiere decir que manejan patrones de información y significados (imágenes, reglas, hechos) que les permiten ver cosas que los demás no podemos apreciar.

Lo que diferencia a un experto del resto de personas es que, a través del trabajo duro y constante, han desarrollado y cambiado su configuración de algunos circuitos neuronales para producir representaciones mentales extremadamente especializadas que les posibilitan reconocer patrones, evaluar y filtrar muy rápidamente la información clave, resolver problemas, anticipar acciones y tomar decisiones que les hacen destacar sobre el resto en el campo de sus especialidades.

Por ello, lo que hacen los expertos es percibir de una manera diferente al del resto de las personas. Hay cientos de ejemplos de deportistas, doctores, etc., que lo que hacen es ver lo que ocurre y anticipar en sus cabezas lo que va a ocurrir. Donde unos ven un desierto seco, otros ven una ciudad desarrollada. Donde unos ven una guitarra de madera sin más, otros ven el nacimiento del Rock&Roll.

Sus patrones los llevan a asociar datos y elementos para ver de una manera diferente. La gran diferencia es que mientras los demás no vemos nada especial o vemos una maraña de información confusa, azar o desorden, el experto ve patrones que entiende, organiza y dan significado a lo que ve.

Como dice G. Colvin, los expertos ven de manera diferente y esto se resume en que perciben más, saben más y recuerdan más que el resto de las personas1. Esto es de una importancia fundamental.

  1. Perciben más implica que entienden lo que ven más rápidamente y mejor: Ven más detalles e información relevante, escuchan más cuando les hablan y sienten mejor cuando tocan. Comprenden el significado de los indicadores con más velocidad que la media de las personas; ven las implicaciones futuras con mayor profundidad y velocidad.
  2. Saben más con menos información. Tienen un conocimiento mucho mayor de la materia que tratan y que además ese conocimiento está más organizado, categorizado y estructurado, lo cual les capacita para enfocar problemas de maneras diferentes. Además, conectan ese conocimiento a principios generales. La construcción de estas conexiones críticas que organizan el conocimiento es lo que hace que el conocimiento sea realmente útil y aplicable.
  3.  Recuerdan más. La adquisición de un conocimiento profundo es básica para convertirnos en expertos, pero ¿de qué vale tener un conocimiento profundo sobre un tema, si no lo podemos recordar en un momento crítico? Los expertos recuerdan más porque no ven datos aislados, sino categorías o conjuntos que tienen significado. Es como intentar recordar 11 letras o ver una palabra. Por ejemplo, la palabra Equinoccio. Si no conociéramos la palabra ni el idioma, nos llevaría mucho tiempo recordar letra a letra y la tendencia a olvidar más allá de la 7ª letra es lo habitual. Sin embargo, para recordar la palabra, nos basta con medio segundo y esa palabra se queda fija en nuestra memoria sin problema.

Por ello, cuanto más estudiamos un tema, más detalladas y profundas se hacen nuestras representaciones mentales y más fácil nos resulta asimilar nueva información. Es decir, cuanto más expertos nos volvemos, mejores son nuestras representaciones mentales, mas  entendemos y, por ello, podemos ver de manera diferente.

¿Quieres ver diferente? Conviértete en un experto.


1. G. Colvin (2008). Talent Is Overrated. Penguin Books. London. (pages 84-104)

Contacta con Nosotros

Formulario de Contacto

Enviar un correo electrónico. Todos los campos con un asterisco ('*') son obligatorios.

Detalles de contacto

Llámanos
916 366 101

Office
Dr Ramon Muncharaz, 3, 28231 Las Rozas De Madrid
Email
info@institutodeliderazgo.com

Login

Detalles de contacto

Llámanos
916 366 101

Office
Dr Ramon Muncharaz, 3, 28231 Las Rozas De Madrid
Email
info@institutodeliderazgo.com