Blog de Instituto de Liderazgo

Martes, 06 Noviembre 2018 05:43

Cómo crear mi imagen de Liderazgo. La Agenda de Liderazgo (I)

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Bien llevemos 20 años gestionando equipos o bien acabemos de empezar a hacerlo, es necesario trabajar algunos temas que nos van a ayudar a generar una imagen de liderazgo positiva y a hacernos más efectivos como líderes.

Este documento va dirigido a todos aquellos que tienen que liderar equipos o grupos de personas para conseguir objetivos. No importa que seáis managers recién llegados a la posición o que llevéis un tiempo liderando un equipo.

Quizá un 360º acaba de indicaros que las personas del equipo no se sienten lideradas, o vuestro superior os ha indicado diplomáticamente que tenéis que trabajar vuestro liderazgo porque las cosas no van como debieran.

Vamos a desplegar aquí un plan de choque para que podáis dar respuesta a esas fases iniciales de liderazgo y cambiar la percepción que de vosotros como líderes tiene vuestro equipo. Se trata de trabajar lo que nosotros llamamos La Agenda de Liderazgo (ADL). Esta, tiene una serie de pasos que hay que dar para que, progresivamente, nos vean como líderes y no sólo como jefes.

Vamos a ir detallando lo que hay que hacer en cada semana para que en 90 días nuestra imagen de liderazgo despegue y sea percibida como realmente nosotros queremos.

Un paso previo a la acción: 4 Temas que hay que controlar

Antes de entrar en la Agenda de Liderazgo, es necesario conocer 4 temas clave que, más adelante, condicionarán la manera en la que ejercemos nuestro liderazgo y que nos van a permitir desplegar un liderazgo adecuado y efectivo.

Estos elementos son:

  1. El entorno
  2. Cómo soy como líder
  3. El modelo de liderazgo (el mapa)
  4. Las percepciones que generamos como líderes

1. El Entorno

El primer tema clave que tenemos que conocer se refiere al entorno en el que nos movemos. Ello incluye conocer a fondo nuestra empresa, la cultura, los sistemas y procesos, y, sobre todo, la lógica de liderazgo que tenemos que emplear.

Estas lógicas nos indican el estilo y las habilidades que tenemos que utilizar y dependen de los niveles de incertidumbre en los que nos movemos. Sin entrar mucho en detalle podemos decir que hay 3 entornos fundamentales en los que podemos ejercer nuestro liderazgo.

entornos

Estos entornos nos indican las diferentes maneras que tenemos de ejercer el liderazgo.

La confianza, la gestión del equipo, etc. no se trabaja de la misma manera en un entorno técnico y de certidumbre que en uno de absoluta incertidumbre y riesgo.

 

2. Como soy como líder (Autoconocimiento)

El autoconocimiento es clave en Liderazgo. Saber cómo vamos a reaccionar, cuáles son nuestros puntos fuertes y nuestras áreas de desarrollo, qué temas son los que nos hacen perder la paciencia, dónde podemos destacar, etc. es un aspecto crucial en el desarrollo de liderazgo.

Además, la investigación nos dice constantemente que los líderes hoy, en el mundo incierto y complejo en el que vivimos, si quieren permanecer siendo competitivos deben acelerar su propio desarrollo. Es decir, que, si quieren estar preparados y destacar, deben desarrollarse más rápido que el ritmo del cambio que se desata a su alrededor.

Saber cómo somos como líderes, cobra entonces un papel estratégico. Para ello contamos con herramientas cognitivas y de desarrollo de liderazgo muy reconocidas y valoradas (Myers Briggs, FIRO B, Disc, Insight, Predicitive Index, etc.).

Si no podemos utilizar ninguna de ellas, no nos queda otra que reflexionar sobre cómo reaccionamos ante determinados estímulos y por qué lo hacemos así. Lo que es evidente, es que el desarrollo de liderazgo requiere una parte pública y colectiva (en la organización, con mis compañeros, con mi equipo) y a la vez una privada (el desarrollo de mi propia persona) que supone una base de autoconocimiento muy relevante. Estas dos dimensiones son igualmente fundamentales  y deben ser trabajadas

  • Dimensión exterior.- Son las competencias de liderazgo de una organización. Son necesarias, pero no suficientes para conseguir un desarrollo real.
  • Dimensión interior.- Es nuestro sistema operativo interno. Es nuestro sistema de construcción de significados, nuestra manera de tomar decisiones, nuestros valores y creencias, nuestra identidad.

Sólo trabajando ambas partes podemos desarrollar realmente nuestro liderazgo y adaptarlo al grado de complejidad del entorno para ofrecer las respuestas que nuestras organizaciones necesitan.

 

3.El modelo de Liderazgo (el mapa)

Cuando sabemos en que entorno estamos, y cómo somos, necesitamos un mapa, una hoja de ruta que nos permita entender lo que hacemos.

Esta hoja de ruta nos dice dónde encaja cada acción de liderazgo que vamos a realizar, por qué tenemos que realizarla y qué ganamos haciéndola (o qué perdemos no haciéndola).

Entender que ese modelo de liderazgo es además individual y colectivo nos ayudará a dar los pasos para que la eficacia de nuestro liderazgo se dispare y nos convierta en referentes. De entre todos los modelos, hemos elegido uno que ha demostrado su efectividad, por su sencillez y facilidad de aplicación, en todos los entornos. Además, es un modelo dinámico y flexible que es válido cuando cambia el entorno y que genera un liderazgo más efectivo y mejores resultados de negocio. Este modelo proviene en su origen del Center for Creative Leadership (CCL), aunque le hemos realizado algunas pequeñas modificaciones.

Liderazgo se define como el proceso de generar Dirección, Alineamiento y Compromiso para conseguir un objetivo, con un foco especial en la ejecución.

  • Dirección.- Quiere decir que los líderes han de transmitir y generar junto a su equipo la dirección, la visión, hacia donde quieren ir, la ambición de marcarse objetivos desafiantes. Son los líderes los que, dentro de su equipo, identifican productos, necesidades de clientes, definen la cultura y, sobre todo, dan Sentido al equipo y a cada uno de sus componentes. Es en la dirección donde se crea en Propósito compartido y la identidad del equipo. 
  • Alineamiento y compromiso.- Quiere decir que los líderes y el equipo aclaran las expectativas y definen quién y qué se va a hacer (esto consigue alinear esfuerzos). Este elemento se encarga de generar la confianza necesaria que permite conectar la contribución de cada uno de los colaboradores con el objetivo a conseguir.
  • Foco en la Ejecución.- Es el enfoque en la acción deliberada. La acción proporciona claridad y nos indica por dónde vamos. Permite el feedback y está vinculada a resultados. Es el elemento que nos asegura el éxito. Los líderes han de proveer los recursos necesarios, no distraer al equipo con objetivos contradictorios y no agotarles con procesos burocráticos innecesarios.

Este es un modelo que no sólo se aplica al liderazgo individual, sino que aplica igualmente al liderazgo colectivo, al liderazgo que es necesario en tiempo de turbulencias e incertidumbres en los que el líder no tiene la respuesta y está ha de buscarse grupalmente.

 

4. Las percepciones que generamos como líderes.

Toda acción, toda conducta genera una percepción (la falta de acción también genera una percepción) y está suele llevar aparejada una consecuencia. Nuestra imagen de liderazgo es un clave, ya que muchas veces, no somos conscientes de las percepciones que estamos creando en nuestro equipo, en los demás, aun cuando nuestras intenciones sean las mejores del mundo. ¿Cuáles son las percepciones y las consecuencias habituales que genera el liderazgo o la falta de liderazgo? * Aquellos líderes que cumplen lo que prometen respecto a Dirección, Alineamiento, Compromiso y Ejecución, generan automáticamente una percepción de efectividad, credibilidad y confianza. * Por el contrario, el no cumplimiento genera una percepción general de desconfianza y pérdida de credibilidad, el compromiso disminuye y el rendimiento se reduce. * Cuando incumplimos las conductas de Dirección, generamos una percepción de falta de sentido, de identidad y de saber hacia dónde vamos con lo que se genera la percepción de un liderazgo errático, cambiante y falto de personalidad, La consecuencia es una falta competitividad y de pérdida de esfuerzo. * Cuando incumplimos las conductas de Alineamiento y Compromiso, la percepción es que nuestro liderazgo no tiene una dimensión personal ni motivadora, sino que sólo nos preocupan los resultados y los objetivos. La consecuencia es que las personas rinden muy por debajo de su potencial, se incrementa la rotación de personal y la competencia se posiciona por delante. * Cuando incumplimos las conductas de Foco en la Ejecución, la percepción es de falta de efectividad, no ser un líder centrado en conseguir objetivos o no ser capaz de conseguir los recursos necesarios. Las consecuencias son pérdidas de tiempo y de dinero, desmotivación, frustración y cinismo en nuestros colaboradores. La agenda de Liderazgo. (II) Los primeros 90 días La agenda de Liderazgo es una herramienta útil y potente para desarrollar nuestro liderazgo. Una vez que tenemos claros los conceptos citados anteriormente, podemos pasar a ver los 3 niveles que tiene la agenda: * Yo * El equipo * La organización Esta es una agenda de liderazgo general que ofrece una hoja de ruta para que nuestro liderazgo sea efectivo e impacte positivamente en el equipo y la organización. Obviamente, hay que adaptar la agenda a la posición y entorno de cada persona. MES 1 Semana 1 En esta primera semana lo que vamos a trabajar es generar la percepción que nosotros queremos que el equipo tenga de nuestro liderazgo. Como ya sabemos cuáles son las expectativas generales que las personas se hacen de los líderes, vamos a trabajar para que la percepción sea positiva y empiece a fomentar la confianza y la credibilidad. El objetivo es construir la base para hacer crecer la responsabilidad, la confianza, potenciar las relaciones y el trabajo en equipo. De hecho, el objetivo es iniciar el desarrollo de nuevos líderes individuales y colectivos.

Contacta con Nosotros

Formulario de Contacto

Enviar un correo electrónico. Todos los campos con un asterisco ('*') son obligatorios.

Detalles de contacto

Llámanos
916 366 101

Office
Dr Ramon Muncharaz, 3, 28231 Las Rozas De Madrid
Email
info@institutodeliderazgo.com

Login

Detalles de contacto

Llámanos
916 366 101

Office
Dr Ramon Muncharaz, 3, 28231 Las Rozas De Madrid
Email
info@institutodeliderazgo.com